PROTECCIÓN LEGAL DEL ASEGURADO EN MUTUALIDAD DE PREVISIÓN SOCIAL

¿TIENE MENOR PROTECCIÓN? ¿PUEDE UNA NORMA REBAJAR EL NIVEL DE PROTECCIÓN DEL ASEGURADO?
Protección Legal Asegurado Mutualidad de Previsión Social

¿TIENE MENOR PROTECCIÓN LEGAL EL ASEGURADO POR UNA MUTUALIDAD DE PREVISIÓN SOCIAL?

¿PUEDE UNA NORMA CON RANGO DE REGLAMENTO REBAJAR EL NIVEL DE PROTECCIÓN DEL ASEGURADO CONTENIDO EN EL ART 3 DE LA LEY 50/1980 DEL CONTRATO DE SEGURO?

El artículo 3 de la Ley 50/1980 del Contrato de Seguro es una institución en el ámbito jurisprudencial que ha generado centenares de sentencias de la Sala Primera del Tribunal Supremo. En su apartado primero, dispone lo siguiente sobre las cláusulas limitativas o exclusiones de cobertura contenidas en las Condiciones Generales de una póliza de Seguro: “Se destacarán de modo especial las cláusulas limitativas de los derechos de los asegurados, que deberán ser específicamente aceptadas por escrito.”

Es por tanto un derecho individual del tomador/asegurado de una póliza de seguro, el que las exclusiones de cobertura que no hayan sido aceptadas de modo expreso, individual y por escrito, carezcan de validez y eficacia.

Desde 1980, las aseguradoras han tratado de eludir este obstáculo para hacer valer sus exclusiones de cobertura con fórmulas diversas, destacando la introducción en las condiciones particulares (que se suelen firmar) de una cláusula de aceptación general de las exclusiones de cobertura contenidas en las condiciones generales, que son las que no suelen firmarse. También se ha librado una extensa batalla jurisprudencial por la distinción entre cláusulas limitativas y las delimitadoras del riesgo, para apartar estas últimas del régimen del art. 3 LCS, tratando de llevar a este terreno de las delimitadoras exento del régimen del art. 3, ciertas exclusiones. Estos numerosísimos litigios han generado un cuerpo de jurisprudencia firme y sólido por parte del Tribunal Supremo.

Pues bien, me encuentro con una Mutualidad de Previsión Social que al amparo del art 28.3 del Real Decreto 1430/2002 por el que se aprueba el Reglamento de Mutualidades de Previsión Social, pretende que este derecho del asegurado, de carácter individual, quede sustituido por un precepto reglamentario que le da una patada al artículo 3 LCS con la siguiente fórmula:

“3. En caso de que se utilicen reglamentos de prestaciones, estos deberán destacar de modo especial las cláusulas limitativas de los derechos de los asegurados, que se considerarán aceptadas al aprobarse el correspondiente reglamento.”

No salgo de mi asombro. Esta norma de carácter reglamentario sigue vigente porque probablemente las Mutualidades de Previsión Social no la han alegado en sede judicial para defender la validez de sus cláusulas limitativas. Pretende esta norma reglamentaria que el tomador/asegurado quede vinculado por una exclusión no aceptada de modo expreso, individual y por escrito, tal y como expresa el art 3 LCS, sino que su aceptación se entienda implícitamente contenida en la celebración de una Junta de mutualistas, si la mayoría de los presentes aprueba las modificaciones de sus Reglamentos que introduzcan nuevas exclusiones de cobertura. Es decir, que votan los mutualistas que deciden asistir a las Juntas y el resultado de esa votación por mayoría, pretenden que vincule a los que han votado en contra y a los mutualistas no presentes en la Junta.

Si esto es posible, se podría abrir la veda también en las pólizas colectivas, donde el tomador podría aceptar una nueva exclusión de cobertura que vincule a los asegurados.

Bajo mi punto de vista es un disparate pretender que una norma con rango de reglamento pueda rebajar el nivel de protección individual del asegurado contenido en la Ley 50/1980, sustituyendo la necesidad de aceptación expresa, individual y por escrito del asegurado, por una aceptación por la mayoría de mutualistas reunidos y presentes en junta para aprobar reglamentos internos.

Si no es así y estoy equivocado, entonces habría que advertir con un potente altavoz social, que el asegurado por Mutualidades de Previsión Social no goza de los mismos derechos que los asegurados por otras entidades aseguradoras. Si esto fuera posible, habría que advertir en todos los foros jurídicos posibles que quien opte por contratar sus seguros con esta clase de entidades, no tendrán la misma protección legal frente a exclusiones de cobertura de sus pólizas, que quien opte por contratar sus seguros con otras entidades aseguradoras.

En cualquier caso, imagino que a las Mutualidades de Previsión Social, esta fórmula de rechazo basada en el art 28.3 del Real Decreto 1430/2002, debe generar un inmenso número de rechazos de siniestros que nunca llegarán a tribunales.

Deja una respuesta