SEGUROS DE VIDA QUE NO DEBES CONTRATAR

escoger seguro de vida - exclusiones cobertura

SEGUROS DE VIDA QUE NO DEBES CONTRATAR

¿Cómo saber si un seguro de vida es mejor/peor que otro?

O, ya que te “obligan” a contratarlo con el crédito del banco, ¿Cómo saber si tras la primera anualidad que te cobran por adelantado en el momento de la concesión del crédito es conveniente cambiar de seguro de vida? (Esto no lo pueden negar.)

Una pista para identificar un mal seguro de vida: Busca las exclusiones de cobertura a la garantía de “fallecimiento” por cualquier causa.

Una buena póliza sólo tiene dos tipos de exclusiones:

  1. el suicidio durante el primer año de vigencia (la Ley no permite extenderlo más allá de 1 año);
  2. riesgos de radiación nuclear, conflictos armados, terrorismo y los riesgos cubiertos por el Consorcio de compensación de seguros (desastres naturales y climatológicos). Son supuestos de muertes masivas.

Si hay más exclusiones que éstas, es que la aseguradora ha confundido una póliza de vida con una de accidentes; confusión muy habitual en las aseguradoras que suelo llamar “engendros bancarios”, que sólo son aseguradores porque cumplen con los requisitos financieros a través de “papá banco”. Carecen de personal formado que sepa qué es un seguro.

Si detectas exclusiones que niegan la prestación si falleces (i) bajo la influencia de alcohol o drogas, (ii) como consecuencia de accidentes o enfermedades preexistentes, (iii) actos imprudentes o intencionales, (iv) práctica de deportes de riesgo e incluso (v) el suicidio más allá del primer año de vigencia, estás ante una póliza de vida que NO DEBES CONTRATAR.

Las aseguradoras tradicionales, las que saben lo que es un seguro de vida hace decenas de años (AXA, CASER, AEGON, ALLIANZ, CATALANA OCCIDENTE, HELVETIA, LIBERTY, OCASO, MAPFRE), no tienen exclusiones “extra”. (Hay alguna otra de las tradicionales que sí se han contagiado de esta mala costumbre).

Pero si tienes una póliza de un engendro asegurador bancario, echa un ojo a las exclusiones y … ¡Oh sorpresa! Estas sí tienen exclusiones “extras”. Si tienes una de estas, sepas que (ejemplo) si después de una comilona familiar con buen y abundante vino, tienes un accidente mortal o un infarto, no pagan (por poner un simple ejemplo).

No confundamos los seguros de vida con los de accidentes. En los de accidentes, todo vale; Pero en los de vida, no.

Deja una respuesta