EXCLUSION DE ALCOHOLEMIA Y DROGAS EN SEGUROS DE VIDA: MÁS QUE UNA CLÁUSULA LESIVA ES UNA CLÁUSULA ABSURDA

Exclusión de alcoholemia y drogas

EXCLUSION DE ALCOHOLEMIA Y DROGAS EN SEGUROS DE VIDA: MÁS QUE UNA CLÁUSULA LESIVA ES UNA CLÁUSULA ABSURDA

Me encuentro con pólizas de seguro de vida (no accidentes), en las que figura una exclusión para el caso de que el fallecimiento se produzca bajo los efectos del alcohol o drogas. No estamos ante seguros de accidentes con cobertura para caso de fallecimiento por accidente, sino ante seguros de vida puros y duros.

Es una exclusión que resulta absurda en coberturas de vida. A mi juicio, sobrepasa la calificación como cláusula “sorpresiva” para entrar en el terreno de la “lesividad” por absurda.

La Ley permite excluir el suicidio solo durante el primer año de vigencia de un seguro de vida. Y digo yo que, si el factor intencional más grave, como es la causación de la propia muerte, está cubierto, carece de sentido excluir factores de riesgo como son estar bajo la influencia de alcohol o drogas cuando una persona fallece.

Con ejemplos se ve mucho más claro:

  1. Me suicido y he necesitado armarme de valor bebiéndome cuatro copas antes de tirarme por un balcón. ¿Siniestro excluido?
  2. Me suicido con una sobredosis de barbitúricos. ¿Siniestro excluido?
  3. Voy a una boda y me da un infarto ¿Siniestro excluido?
  4. Me voy de cena con mis amigos y al cabo de un rato me da un derrame cerebral ¿Siniestro excluido?
  5. Me estoy muriendo de cáncer y consumo cannabis. ¿Siniestro excluido?
  6. Paella de verano en el chiringuito de la playa y en la siesta posterior padezco una muerte súbita. ¿Siniestro excluido?
  7. Voy bebido, tropiezo y me doy un golpe mortal en la cabeza; ¿Siniestro excluido?

Una cosa es que en el cuestionario de salud se me pregunte por los hábitos de consumo para evaluar el riesgo y que la aseguradora decida si emite póliza o no. Otra cosa es que el tomador mienta al contestar a preguntas sobre hábitos de consumo en el cuestionario de salud. Pero no hablamos de esto.

Puedo fallecer por múltiples motivos estando bajo la influencia del alcohol, pero salvo en el caso de coberturas por muerte accidental, carece de sentido excluir la cobertura de vida aunque el factor “alcohol” haya podido tener o no, algo que ver con la causa del fallecimiento. Puedo tener una póliza contratada hace dos décadas y el día que la muerte llame a mi puerta, haya tomado o no unas copas o fumado unos porros momentos antes, esto no puede determinar la exclusión de cobertura. Es más que sorprendente; es absurdo, lesivo y por tanto, nulo.

Si hasta el acto intencional puro como es el suicidio consumado, que es aquel en que la causa que genera el siniestro representa el 100% de probabilidad de morir, debe cubrirse tras el primer año de vigencia de la póliza, ¿cómo se van a excluir simples factores de riesgo como son estar bajo la influencia del alcohol o las drogas, tengan o no relación con el hecho que desencadena la muerte?

Y como no, son los engendros aseguradores bancarios los que, por falta de profesionalidad en materia de seguros, se limitan a “copiar” las listas de exclusiones de otro tipo de pólizas sin reparar en que no es lo mismo una póliza de accidentes que una póliza de vida pura.-

Deja una respuesta